domingo, marzo 25, 2007

Lola del Castillo: la mujer sin reposo. Así es ella, tan fuerte y obstinada, como para ser capaz de llenar con su obra un espacio desmesurado como el Centro de Arte "La Recova", en Santa Cruz de Tenerife. Lola es impredecible, desbordante, de una creatividad asombrosa. Simplemente no hay espacio que se le resista a la hora de exponer eso que Aristóteles llamaría "la esencia secreta de las cosas". Confieso mi discapacidad absoluta para hacer crítica de arte. No lo pretendo en absoluto; sólo decir aquí que su enorme potencial imaginativo me seduce y me desborda... ¿pero de dónde sacas tú esa fuerza, muchacha?
En cada paso que da, esta mujer se rehace, se reinventa, porque es un ser creador donde los haya. Lola vive en una revolución permanente. Lola constructora de sueños. Lola colorida y en plenitud. Lola desde su libertad absoluta. Lola celebración de la vida. Al final, me pongo filosófica y digo con Nietszche que "tenemos el arte para no morir de la verdad". Un beso, amiga. Eres un lujo.

3 comentarios:

alinahajdu dijo...

Querida Puchi, que no Nidia, eso es para lo extraños y yo no lo soy para ti verdad?. Me alegra reencontrarte en tus letras gracias a mi amigo Paco. Te escribi ya antes, sin respuesta, por eso reintento el contacto. Es lindo lo que haces.Un beso. Alina, desde Bruselas.

Puchi en alguna parte dijo...

Esto sí que es una sorpresaaaa!!!
Porfa, escríbeme al e-mail puchifajardo@hotmail.com. Casi me da algo...No sabes lo que llevamos buscándote por el ciberespacio. Gracias por el halago, pero la fiesta es haberte encontrado. Mil besos, Puchi

Anónimo dijo...

Alina Hajdú, llevo 20 años buscándote. Soy Lourdes Gómez, estoy en Madrid y quiero saber de ti. Escríbeme a lourdes039@hotmail.com
Te quiero como siempre,
Lou