miércoles, enero 17, 2007

Amigos, amores, hermana... se acabó esta especie de campaña electoral intentando conseguir un voto para mi pequeño Blog: para hacerlo hay que tener uno; esto es: votamos unos bloggers a otros y ya está. No sé quién me propuso que me quedara con 6 mil besos y ahora lo digo sin pretensiones, prefiero esos 6 mil besos a los 3 mil euros que, en definitiva, me iba a estallar en un salto a alguna parte. Gracias, gracias por el apoyo. Ha sido mucho y amoroso. Me enorgullezco de que estén ahí. Al final, lo que queda son esos abrazos enormes por dar y el esfuerzo por conseguirlos. Y ya está bien, que hoy tengo el día "Doctor House", es decir, una mala leche sin fronteras y una inteligencia que parece que no funciona por mi apasionamiento. Juré que no iba a comentar nada aquí; prometí que no iba a formar ningún lío y no lo haré, sobre todo porque quiero ser tan elegante como esta belleza de Ramón Alejandro que disfruto una y otra vez con sólo mirarla y que me tira de cabeza contra las paredes verdes de aquella casa de Rafa Rojas en el D.F. Juro que no armaré un escándalo ni nada. Lo que pasa es que este es mi territorio, y lo que yo pueda decir aquí es una responabilidad sólo mía ¿está claro? Cuando acabe la fiesta y se apaguen las luces, cuando la resaca de las perretas trasnochadas se diluyan en un Alka..eso, ya me daré el gusto de chillar como siempre, pero siguen los encontronazos, siguen los pavoneos (s.m.pl: de Pavón Tamayo) y empiezan las descalificaciones gratuitas, los insultos para mayor gloria del cinismo cubano. Y lo digo a propósito del artículo que tuve el gustazo de publicar aquí. Si no me equivoco, se llama "Punto de Vista"¿no? Juré y prometí callarme y no echar más leña al fuego, pero la intoxicación perversa de las cosas me saca de mis casillas. Y ya puestos a joder el pavo, quiero decir que me avergüenzan estos que pierden la sensatez con descalificaciones absurdas, que pretenden tener la razón arguyendo tonterías zafias y tabernarias; esos que en una especie de sinrazón estúpida se burlan de cosas que van más allá de la propia medida de las cosas. ¡Comemierdas! Ya quisieran muchos ser un clon de Martí aunque fuera pasado por agua; ya quisieran muchos tener la decencia y el sentido común de quien intenta que no nos arranquemos el pellejo a tiras, porque lo importante es salir de estas. Ya quisieran. ¿Y saben lo que me resinga?? que cada día tengo que decir en mi propio espacio "No digo más". Pues sí digo y bien. A quien le joda la voz de Pastor Felipe (tremenda voz, por cierto) o a quienes se les revuelva el estómago, que se jodan, que se queden encerrados en sus territorios particulares desoyendo otras voces. A quienes el "lloriqueo patriotero" les repugne, que se compren un loro, porque ya está bien de decir sandeces y de pretender llevarnos a los cubanos a un campeonato mundial de sacarse los ojos. Y fíjate que somos campeones en casi todo. No pido disculpas. No pido nada, ya ni siquiera un voto para mi Blog. Pero me he quedado mucho más tranquila... y ¡cuánto!

1 comentario:

Anónimo dijo...

No me parece justo que, el esfuerzo físico y mental que supone mantener un blog, aunque sea modesto, no obtenga como beneficio ni siquiera un sólo voto en los premios 20 blogs. Así que hoy voy a votar a los blogs inscritos que tengan 0 votos, empezando por el final del alfabeto, que son los que menos votos tienen.

Cuando termine con estos, iré a votar a todos los que tengan 1 sólo voto. Y así sucesivamente.

Así demostraré que mi voto, un voto modesto, vale lo mismo que el de cualquiera.

Esta es mi promesa electoral y mi compromiso con los representantes modestos de la blogosfera (como yo) que se han presentado al concurso del 20 minutos con toda la ilusión del mundo.

Un saludo afectuoso.
http://vivazapatero.blogspot.com/