miércoles, diciembre 20, 2006

El Oso Yogui fue el verdadero héroe de mi niñez. Siempre tuve una pasión desmedida por este bicho glotón del parque Yellostone, un sinvergüenza con un corazón enorme que me alegró las mañanas o las tardes de mi niñez durante años. El otro gran héroe fue, sin dudas, Huckleberry Hound gritando desde su paracaídas. Tom y Jerry, no los ponían tanto en mi época, ni los Picapiedra, que prácticamente vine a conocer aquí, pero ese Oso Yogui... ¡Ah! Y Pixie y Dixie. Para mí son personajes entrañables que paliaban los pujos de Lolek y Bolek, el payaso Ferdinando, Mishas y Mashenkas, el zar de los guisantes o el rey de las setas. Estos muñequitos eran divertidos, simpáticos, sin traumas, muy alejados de aquellos de palo de la factoría Soviexportfilm. Pues hoy ha muerto uno de sus padres, Joseph Barbera en su casa de Los Angeles a los 95 años de edad. La otra mitad del tándem, William Hanna murió en 2001. Premiados con siete Oscars e inumerables Emmy, estuvieron 70 años creando dibujos animados que quedarán para siempre en la memoria colectiva de varias generaciones. Dicen que el Joe Barbera no perdió jamás su sentido del humor y que un trabajo que empezó haciendo por encargo en la década de los años 30 le alejó de sus estudios finacieros y se convirtió en su gran pasión hasta ayer mismo. Quede este comentario como un simple agradecimiento por las risas infantiles que fueron y las que están por venir, porque Barbera hoy ya no está, pero Yogui, Pixie, Dixie, Pablo, Pedro, Wilma, Huckelberry, Tom, Jerry y tantos otros seguirán estando ahí, con sus bromas y maldades para que los niños nunca se cansen de reir. Descanse en paz, maestro.

2 comentarios:

Tna dijo...

¡¡Huckleberry, jaauuuuu!! Era el grito de acción, cuando se ponía mala la cosa. Y en uno de los capítulos donde a Hucklebery le toca ser guardabosque, tararea una canción que parodiábamos en la beca.
Ay que hambre
ay que hambre
ay que hambre tengo yo
Mi mamá me lo decía
no te meta a policía...
También recuerdo las locuras de aquella familia galáctica que eran "Los supersónicos" con Robotina el robot-doméstico que todos queríamos tener en casa.
Sí que la pasábamos rico siendo niños y soñando con esos mundos imaginados. Besos, me ha encantado tu homenaje
Tna

Marianexy dijo...

ay Puchita gracias. que momentos tan lindos, ¡Verdad!
la ilusion de estar a las 6 frente a la TV. a mi me gustaban mucho.
jojojoooo