jueves, noviembre 02, 2006

Pues esto es México desde los ojos de Salvador Dalí. Bien. Bueno. Vale. Lo pongo para hacerme la intelectual, la muy mona y muyyyy... eso. Que no, que no. México (el D punto F punto) ni es una ciudad agresiva, ni te atacan, ni te agreden así por la cara. Es como Madrid: te metes en los barrios donde no debes a buscar no sé qué, y ya sabes. En México la gente es amable y mis amigos, lo mejor y lo más divertido que he tenido en toda mi santa vida. Este ha sido un viaje para nada territorial; lo proclamo de esta manera: ha sido un viaje para volver a una geografía humana, la más linda que he podido reencontrar después de casi mil años de extrañezas, de lealtades y de muchísimo cariño; y no fui a las pirámides de Teotihuacán ni a nada. Supongo que me tengo que avergonzar, pero es igual... Comí cosas ricas con la gente más linda que hay en este mundo, volví a acariciar a personas que adoro y hoy quiero como si hubiera sido ayer, aunque mi arroz con pescado y camarones se haya secado demasiado. Gracias, Velia Cecilia Bobes (y gracias a tu hermana Marilyn que me mandó la novela) ; gracias Flavio por soportarme; gracias Rafael Rojas, la mente más lúcida desde José Ramón Capablanca (¿era así?); gracias Ailyn, la mujer más dulce y más bella que he conocido, y a tus niños; gracias, Peyi -qué pena no poder despedirnos- gracias, Bolita; y Odette y Dora y mi Omar -si hay alguien bello en esta vida es Omar-; gracias, Alejandro mi académico y tu amor (mi amor) Margarita; gracias Tayana. Gracias, mi Virulo de toda la vida. Gracias, Eliseo Alberto de Diego: ya sabes que te amo. Volveré, lo prometo...pa' que se jodan. Besos porque necesito mandarlos y besos porque necesito que estén ahí, en mi pantalla para que me los devuelvan. Los quiero muchísimo. Y ya está, que hombre-hombre no lee estas cosas...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bienvenda, Puchita!

Attenya Luna Azul Electrico dijo...

Bienvenida Puchi. Hace semanas que te escribo un cuento. Vamos, no es que escriba un cuento para tí, es que tú eres la musa, remusa...

Vero dijo...

Hola Puchi, me da muchísimo gusto que tu viaje a México haya resultado todo lo maravilloso que esperabas y más, espero que no esperes mucho para volver y que en el próximo viaje podamos vernos, muchos besos para ti.

Vero dijo...

Muchos esperos jajajaaaaaaaaa