martes, marzo 13, 2007

¡OTRO MARTES TRECE! ¡Vaya por Dios! Yo no sé qué coño le pasa a este año, pero es uno detrás del otro. Debe ser la calima y el martes 13, pero la realidad es que no consigo hacer nada de lo que quiero hacer. Tengo la sensación de que hay alguna cosa que me tira pa'trás: no logro estar en el momento oportuno en el lugar adecuado: "cuando yo voy, tú vienes de allí, cuando tú vas yo estoy aquí"... como diría la Chenoa. Nada, que lo único que me ha valido la pena este día es haber estado un momentico en el messenger con mi amiga Silvana. Por lo demás, mi vida sigue siendo un desastre. No sé, me pongo así de rechea los martes 13. Ya mañana se me quitará: mi madre cumple sus bellísimos 77 años. Supongo que estaré de mejor humor. Los beso a todos.

5 comentarios:

margara dijo...

Amor, para los mayas el 13 es número de buena suerte, prefiero pensarlo así. Y eso de ubicarse nadie dijo que fuera fácil, al menos ten la seguridad de que estás en mis brazos, segura y muy querida, aquí siempre tienes un puerto seguro donde anclar y seguir.
Hay un olor a humo de cierto teatro que tampoco me suelta, pero me recuerda que ese es otro modo de estar juntas también.
Te extraño, loca.

ilmedinah dijo...

Lo que pasa es que como febrero tiene 28 dïas (múltiplo de 7) los días de febrero se repiten en marzo, y si en febrero el 13 fue martes en marzo también. No es mala suerte, es solo matemáticas.
Jejeje. :-p

PUCHI dijo...

¡Gracias a las dos: a la matemática y a la antropológica!Sin ustedes qué sería de mí. De paso las presento: Márgara ella es Ili, que tendrá una niña que se va a llamar Margarita. Ili: ella es Margarita que estará feliz de compartir su nombre con tu niña. Besos a las dos y gracias.

margara dijo...

Mucho gusto, Ili. Ya verás que nos conoceremos. Tienes que avisarnos y mandar fotos cuando nazca mi tocaya,vale?
Si eres amiga de Puchi, ya somos amigas.
Besos

ilmedinah dijo...

Igualmente, Margara. Ya habíamos "hablado" sin presentarnos. Por supuesto que Puchi le dedicará todo un reportaje con fotos cuando nazca la tocaya. Un abrazo a las dos!