sábado, febrero 10, 2007

Cuando Juan Mann regresó a su país -Australia- sintió que no tenía a nadie que le diera un abrazo: ni amigos, ni familia ni nadie. Y entonces salió a Pitt Street, en Sidney con un cartel que decía "Free Hugs", "Abrazos Gratis". Lo que empezó siendo un gesto individual, y aunque la Policía intentara prohibirlo, se ha convertido en un enorme y fabuloso movimiento internacional. Como siempre Internet tiene su parte de mérito; alguien del grupo Sick Puppies lo filmó, le puso música con la autorización de Mann y lo colgó en YouTube .El video* es hermoso y emocionante, y sé que a más de uno se les van a saltar un par de lagrimitas como a mí. Más que nada porque es verdad que frente a tantas cosas tremendas que nos apabullan todos los días, que alguien te abrace porque sí, por el calor humano, por hacerte sentir cerca, es de agradecer. Esto ha ido llegando a todas partes, como un Peace and Love del siglo XXI, desde Sidney a Moscú, a Paris, Londres, Barcelona, Valencia o Madrid. Ayer hubo una de estas jornadas en el Parque de El Retiro y a pesar de que mucha gente cree en un principio que les pueden robar la cartera o pedir dinero para algo, acaban entregándose, porque el amor que es gratis no hay con qué pagarlo. A ver si un día de estos nos vamos todos los amigos a la calle Castillo con pancartas de colores y hacemos una amorosa jornada. Ojalá pudiera hacer esa revolución de los abrazos donde yo me sé. Ojalá pudiera.
*Buscar en YouTube PeaceOnEarth123 (creo) o http://www.youtube.com/watch?v=vr3x_RRJdd4

3 comentarios:

Margara dijo...

yo quierooooo.

Deberíamos hacerlo a nivel mundial, qué cosa más buena.
Muchos abrazos y besos desde estas tierras aztecas.

Anónimo dijo...

Y yo! Quiero que me abracen sin malicia. Gracias Puchi.

Toñi dijo...

Joder, he llorado y todo. Vamo ¡s a abrazarnos. El Video es genial.